Prensa

El percebero abre local
Aunque lleva poco tiempo abierto, disfruta de un éxito creciente. José Pereira, profesional polifacético, pescadero con puesto en el Mercado del Sur de Gijón, es también un buzo curtido en mil mareas a la vez que pescador y arriesgado percebero, además de experto angulero y proveedor de particulares y establecimientos de hostelería asturianos. Haciendo valer su privilegiada posición y su capacidad de acceso a los mejores productos marinos, hace algunos meses inauguró este restaurante-tienda de diseño que funciona como bar-marisquería con zona de degustación, donde se dan cita gourmets de todas partes.

En las grandes pizarras que cubren sus paredes se detallan los precios de los mariscos del día, que se sirven recién hervidos o fritos cuando no guisados con recetas sencillas. Un trasunto escrito del exultante género que atiborra sus vitrinas, repletas de quisquillas, percebes, centollos, almejas, gambas, santiaguinos, navajas, langostas, bugres, ostras de distintos tipos, zamburiñas y, por supuesto, percebes. Y como complemento, hasta calamares rebozados y tacos de pixin (rape) fritos que llegan exhalando aromas a yodo, como todos los productos de la casa.

Marinamar

Marqués de Casa Valdés, 23. Gijón.

Teléfono: 984 19 06 48.

Mariscos listos para degustar en el acto, en la barra o en su comedor interior, y también para llevar a casa vivos o recién cocidos. Para facilitar el disfrute se ofrece champán y varios vinos blancos por copas. Y para animar a su clientela hasta se acometen promociones diarias: ración de percebes y copa de albariño (9 euros), caldo de marisco (2 euros), ración de navajas (6 unidades, 12 euros). Tampoco se olvidan de los pescados (besugos, rodaballos, lubinas, lenguados y reyes de mar abierto), preparados con recetas elementales. Un conjunto apabullante.



Percebes rumbo a Nueva York
El cocinero asturiano José Andrés acudió esta semana al Cabo Peñas para grabar una serie para la televisión pública de EE UU sobre la gastronomía española.

José Andrés vuelve a casa. El popular cocinero mierense visitó esta semana el Cabo Peñas para grabar parte de una serie documental de 26 capítulos que comenzará a emitirse en los próximos meses en Estados Unidos. Será en la televisión pública PBS, con cobertura nacional en todo el país, y en ella se descubrirán algunos de los placeres de la gastronomía española en general, y la asturiana, en particular.

Enfundado en un traje azul de neopreno y rodeado del equipo técnico de la productora neoyorquina, el chef comenzó su periplo por Cabo Negro a donde descendió a pie. «Le dimos la opción de ir en lancha, pero él mismo quiso bajar por el acantilado», contaba José Pereira, uno de los dos perceberos que le acompañaban.

Tras su rodeo por el cabo asturiano, José Andrés visitó la isla de La Erbosa donde -con autorización previa de los responsables del Principado- pescó cinco kilos de percebes. «No tenía miedo alguno, se tiraba al agua para filmar con una cámara que llevaba», recordaba Pereira. En inglés y con la expresividad corporal que lo caracteriza, el cocinero descubrió al objetivo de la cámara algunas de las particularidades del percebe y del mejillón y de la zona en la que estaban inmersos. «Si tengo que morir, no hay mejor sitio que éste», gritó ante los golpes de agua que rompían toda estabilidad sobre las rocas.

Todo pese a disfrutar el día de la filmación de una de las mejores temperaturas de este verano. Y si no que se lo pregunten a Pereira, quién le prestó el vestuario. «Al principio creía que el agua iba a estar fría y me pidió el traje de neopreno de invierno; finalmente terminó sudando».

Una mañana de pesca que finalizó pasadas las dos de la tarde en una de las mesas del restaurante 'El Muelle', en Luanco. Allí el restaurador saboreó parte del marisco en compañía de los miembros de su equipo.

«Los estadounidenses no lo habían degustado nunca, les expliqué cómo había que romper la cutícula y lo qué tenían que comer; después los probaron y les gustaron», bromeaba el percebero gijonés.

Un paseíllo por cada una de las mesas del restaurante con una improvisada sesión de fotos junto a los comensales que minutos antes no habían parado de aplaudirle despidieron la velada. Ahora, los percebes asturianos viajan -en formato betacam- rumbo a la Gran Manzana neoyorquina.


Podeis ver el video completo en nuestro BLOG



José Pereira pesca Percebes para Canal Cocina








¡Su cesta está vacía!